viernes, 15 de octubre de 2010

Hay homenaje

Hoy es viernes 15 de octubre. Son las 17:32 (al momento de comenzar a escribir esto). Hace apenas diez minutos (17:22) he recibido una invitación a participar en el Homenaje a Carlos Asiaín que organiza la Subsecretaría de Cultura de la Provincia en Paraná... HOY MISMO !!!

Además de que tendría que viajar 300 km... no sé a qué hora es la ceremonia porque quien redactó la invitación olvidó especificar tan nimio detalle.

En la misma invitación se informa de la posibilidad de firmar un pergamino que será entregado al homenajeado, para ello hay que asistir a un librería de la ciudad de Paraná. Todos aquellos artistas, gestores culturales y diletantes que residen en otra localidad debería viajar a la ciudad de Paraná si desean firmar dicho pergamino y dejar asentada su admiración y respeto por Carlitos. No importa, puedo redactar mi admiración y firmar al pie de mi propio pergamino que puedo entregarselo en persona mientras disfruto de sus magníficas anécdotas que tan bien relata. Quizá no sea necesario que firme un pergamino para demostrarle mi respeto pues se lo he dicho infinidad de veces en largas comunicaciones telefónicas. He tenido la suerte de brindarle mi afecto a la distancia y en persona.

Al pie del correo electrónico se solicitaba difundir el evento... que se hará hoy mismo a quién sabe a qué hora en el Museo Martiniano Leguizamón, que está en la esquina de enfrente del Museo de Bellas Artes, en Paraná. Un gigantesco signo de interrogación aparece sobre mi cabeza, en este momento, al mejor estilo de los Loony Toons... ¿¿¿¿¿ per dóóóóónnnn ?????   ¿Un homenaje al artista Carlos Asiaín en el Museo Histórico? Esto es casi como hacerle un monumento (pero encima)... Ah, claro! Debe ser porque consideran que Carlitos ya entró a la Historia... a la Historia del Arte... la Historia del Arte Entrerriano, Argentino, Latinoamericano, Universal. Supongo. Pero eso sería como decir que ya fue, que ya no produce, que ya no sirve para nada.

Bueno... lo importante es que lo homenajean, que le entregarán un reconocimiento, le darán un pergamino... lo estamparán en la historia. Todo organizado desde la Subsecretaría de Cultura de la Provincia de Paraná Entre Ríos. Pero bueno... vivir estresa.

jueves, 7 de octubre de 2010

Sensación

En marzo gané por concurso la cátedra de Escenografía en la carrera de teatro. Es cuatrimestral y empecé con el dictado de clases el primer martes de agosto. Pensé que sería un pequeño alivio para mi desesperante economía. El sueldo del profesorado viene cada vez más escueto... entre el crédito bancario que saqué para comprar mi nueva computadora (que terminaré pagando tres veces), más el descuento por el embargo para pagar a los abogados del juicio que perdí, más los aumentos cotidianos de los precios... ya casi estoy gastando el dinero del año que viene.

Como tenía mi nuevo trabajo en la Universidad acepté algunos compromisos que saldaría cuando cobrara ese nuevo sueldo. Marina, una colega de al Universidad, me dijo que me aprontara a estar bastante sin cobrar. Eso sí, cuando me pagaran me pagarían todo junto. Una manera de ahorrar y poder tener bastante plata junta, pensé en ese momento.

Se suponía que hoy tendría acreditado, en mi cuenta, el sueldo de la Universidad. ¡Nada! Y mi sueldo del profesorado que me acreditaron ayer, ya casi desapareció. Evidentemente Marina tenía razón. ¡Pero yo necesito el dinero ahora! Hay cuentas que pagar que no puedo seguir pateándolas para adelante...

Si pago las cuentas "obligatorias", como electricidad, internet, tv cable, ¿Con qué compro comida? Bueno... una temporada a dieta no vendrá mal, pero preferiría hacer una dieta por gusto y no porque no me queda otra.

Además, parece que nadie se interesa en comprar alguna de mis obras de arte. Ni siquiera las más accesibles, he puesto en venta obras en pequeño formato a sólo $ 30 (sin enmarcar)... y nada. El proyecto "Laberinto para llegar a Grecia" parece languidecer, pero igual lo sacaré adelante aunque nadie compre nada...

Podrían darme un premio en algún concurso. Podrían comprarme alguna obra un poco más ambiciosa. Podría heredar, como en las películas, una fortuna de un pariente desconocido. Podrían aumentarme el sueldo... pero la presidenta dice que lo de la inflación es una sensación.

Tengo la sensación de que pasé a formar parte de la clase indigente (o casi). Tengo la sensación de que estoy en medio de un gigantesco laberinto en el cual no encuentro la salida. Tengo la sensación de que el futuro será más oscuro...

Tengo una sensación de angustia. Pero bueno... vivir estresa.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Intolerancia

Me pregunto si ponerse intolerante es síntoma de vejez o madurez.

Hace un tiempo iba caminando a tomar exámenes en el profesorado. Ya salí con un poco de mal humor porque el horario del examen era a las 16:00 en vez de las 17:00 habituales; todo porque las "niñas" no quieren quedarse hasta tarde un viernes. Así es como hay pre-horas a las 16:35 o a las 17:15 distintos días de la semana con tal de no tener clases luego de las 19:20 los viernes.

Al llegar a Av. Rocamora, el semáforo estaba en rojo para los autos de la avenida. Bajo la vereda para cruzar y un auto se acercaba a gran velocidad sin intenciones evidentes de parar. Me detengo y vuelvo a mirar el semáforo pensando en que quizá ya había cambiado de color, pero seguía rojo. El auto paró frente a mí impidiendo mi paso en plena senda peatonal. La ventanilla del acompañante estaba casi abierta, me incliné y le dije a la conductora: "Esta es la senda peatonal, tenés que parar del otro lado de la línea." "Ah. Bueno. Sí, sí" fue la única respuesta que recibí y no se movió ni siquiera un micrón. Me dirigí haca mi izquierda y pasé por detrás del auto, era la única manera de cruzar la avenida. Muchos conocidos me dijeron que al menos la saqué barata y que como era mujer quien conducía no se había bajado a trompearme e insultarme.

Algunas cuadras más adelante había unas cajas de cartón, envoltorios de caramelos y de cigarrillos, y otras yerbas apilados en la acera; a escasos tres metros, el recipiente para basura estaba vacío... Estas pequeñas cosas son las que no tolero.

Fui el primer docente en llegar al profesorado, al rededor de las 15:55, ese día. Se supone que si el examen comienza a las 16:00, a esa hora los tres docentes ya deben estar dentro del aula llamando al primer alumno. "se educa con el ejemplo", repiten una y otra vez la mayoría de los docentes mientras hacen vista gorda a sus propias infracciones cotidianas. ¿Cómo puedo esperar, entonces, que los alumnos sean responsables? "Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago" deberían repetir, mejor. No puedo tolerar... no deberíamos tolerar estas cosas. Pequeños pasos nos llevan lejos... imaginate la cantidad de aberraciones que se evitarían si sólamente dejaramos de cometer pequeñas infracciones "insignificantes" y cada uno hace lo que debe hacer sin importar si lo controlan o no... y estoy seguro que si alguien les reclama que llegaron cinco minutos tarde pensarían, dirían, repetirían ante el que los escuche: "¡Qué hijo de puta que es! ¡Tanto lío por cinco minutos!"... por tan sólo un minuto, mucha gente ha salvado o perdido sus vidas.

Los exámenes de ese día fueron un desastre. La que aprobó con mayor nota, aprobó con un mísero siete; y a dos les pusimos el seis mínimo para aprobar y aún sigo pensando que tal vez no debimos haberlas aprobado... el resto: mejor no hablar. De una carrera que se llama Tecnicatura en Minoridad y Familia, deberían darse cuenta los jóvenes alumnos que un espacio curricular llamado Minoridad y Familia es fundamental en su formación. Pues parece que no es tan evidente para ellos, algunos ni siquiera lograron definir qué es adolescencia. Me harté de escuchar el mismo remanido discurso de siempre, sacado de los medios obviamente y no de los libros, que los derechos de la mujer se ven vulnerados porque los policías no toman las denuncias por abuso. Claro que a la pregunta de "¿En qué evidencias te apoyás para asegurar eso?" ponían cara de estar intentando saber en qué idioma les estaba hablando y me miraban como dicendo "pobre viejo, ya está con arterio esclerosis, no coordina sus pensamientos".... hmmm ¿Sabrán qué es la arterio esclerosis? ¿Coordinarán sus pensamientos? Pero bueno... vivir estresa.